Hace unos días le dije a una de las personas más importantes para mí: “Go against yourself to manifest what you believe. Decide crear lo que crees con tus acciones, pensamientos y decisiones.”  Y mientras lo decía sentía como Dios me confrontaba a mí. En demasiadas ocasiones se es feroz en contra del mundo, pero manso en frente del espejo y resulta que a quién único podemos controlar es a nosotros mismos; también resulta que es lo más que el ser humano, por naturaleza, evita hacer, pues es instinto buscar placer. 

Es fácil hacer lo que nos gusta, nos provoca placer o simplemente lo que es más cómodo, ya sea por instinto o por costumbre. Sin embargo, nuestra capacidad de ir en contra de nuestra voluntad es precisamente lo que nos diferencia de los animales… Es en nuestra capacidad de gobernarnos que reflejamos nuestra rendición al plan de Dios.  

¿Y cómo se logra? ¿Cómo dominamos sobre nosotros mismos? Poniendo a Dios en su lugar, y ese es el PRIMER lugar. Cuando vivimos en ese orden y sembramos nuestra voluntad, cosechamos sus frutos, esos que nos habla Gálatas 5, entre los cuales se encuentra el dominio propio. 

Una vez un maestro me dijo: “Bianca, tentaciones han llegado, pero siempre se trata de a qué amo más: mis deseos o a Dios.” Ese día lo escuché muy bonito, hoy lo entendí, y es que aplica en todas las areas de nuestra vida… Primero, porque Dios es parte de TODO, y segundo porque nada en nuestra vida se desliga de nuestro propósito. La escritura dice que somos preservados en espíritu, alma y cuerpo para nuestro Padre, entonces cada decisión que tomemos debe ser conforme a Su voluntad y propósito, y para conocer su Voluntad para nosotros TENEMOS que tener una relación con Él… (vez… todo se basa en ese primer lugar…) Y para manifestar lo que Dios ha dicho de nosotros tenemos que negar nuestra voluntad. No podremos hacer todo lo que queremos y alcanzar la meta… No hay disciplina en eso, no se forma carácter y Dios no nos entregará nada que nos corrompa. 

Creo que cada día nos enfrentamos a situaciones que nos dan a escoger entre nuestra voluntad y la del Padre. Si no nos viéramos con la alternativa de hacer o no Su voluntad, no le serviríamos libremente. El detalle es que por mucho tiempo hemos querido mistificar a Dios pensando que hay cosas “santas” y cosas “seculares”, y ese pensamiento nos separa de su soberanía y nos tilda de lo que no somos… Ese pensamiento nos hace creer que ciertas cosas no tienen que ver que Dios, y tomamos decisiones desde esa necedad y sin darnos cuenta, tomamos decisiones que afectan nuestro caminar. 

Si traemos al consciente que Dios siempre está con nosotros, y honramos Su presencia en cada instante, todas nuestras decisiones serán de acuerdo a Su voluntad, todas serán para provocar Su agrado. Si entiendes que Dios está contigo cuando te congregas, cuando vas al baño, cuando eliges ser fiel o infiel, cuando robas o no, cuando amas o cuando maltratas, cuando susurras y cuando gritas… Si entiendes que Dios está en todo tiempo, si le das EL PRIMER LUGAR, tu vida no puede ser la misma. Te verás en frente de circunstancias duras pero la decisión ya esta tomada aunque ejecutarla sea difícil. 

Para provocar agrado al Padre tienes que estar dispuesto a desagradarte a ti mismo. Cuando no es Dios el primer lugar, hay una batalla entre lo que tú deseas y lo que Dios ha hablado y desea contigo… El detalle es que esa bifurcación entre tu voluntad y la de Dios va menguando cuando lo pones en primer lugar.  Cuando le das el primer lugar, Su deseo se hace el tuyo y vives en orden. Y su voluntad es prosperarnos y que vivamos en plenitud. 

Y no, no es una vara mágica, tu voluntad no desaparece, simplemente no te gobierna. Para manifestar lo que crees tienes que estar dispuesto a ir en contra de ti mismo… en todas la áreas de tu vida…  

Hoy es un buen día para re-evaluarnos y caminar en pos de lo que Dios ha hablado. Que nuestras decisiones sean del género de semilla del cuál queremos cosechar.

Nos vemos en las letras…

Bianca Paola

One thought on “

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s