Estamos viviendo en una era en la cual todo debe ser “instagrameable”, yo sé que eso no es una palabra pero me daré a entender. En este tiempo nuestra comida debe verse digna de Instagram, nuestra ropa debe combinar con nuestro feed, los lugares que visitamos tienen que atravesar por filtros y filtros hasta que por fin encontramos el perfecto y nuestras memorias ahora se han resumido a los famosos “highlights” y “stories”. 

Como les dije anteriormente, estamos viviendo en una era “instagrameable”. No me malinterpreten, me gusta mucho Instagram y sé que es parte de las nuevas herramientas para una publicidad efectiva. Yo estoy trabajando mi Instagram como parte de ser blogger. Aquí está el detalle, soy blogger porque me apasionan las letras. Mis photoshoots, mi presencia en Instagram y todas esas otras cosas, las hago simplemente porque amo escribir y son parte de el sueño que estoy formando. Hay cosas que no siempre te van a gustar pero que forman parte de construir tus sueños. Nuestros sueños se construyen diariamente, es una jornada de muchas metas en el camino y no siempre serán cosas que nos agraden hacer… Lo que les quiero decir con esto es que sí, tenemos que estar en Instagram y hacer lo que requiere para estar posicionados, pero esto no puede definir la forma en la que vivimos. Instagram es una plataforma, no puede ser el lente para ver la vida.

¿Qué pasa cuando esta manera “instagrameable” de pensar toma el control de nuestra vida diaria? Esa vida que se vive detrás del teléfono sin filtros ni ediciones…

Sin darnos cuenta hemos llegado a un punto en el cual todo lo que hacemos es filtrado a través de las redes sociales. Por ejemplo, me encontré no sabiendo de qué escribir porque cada vez que un tema venía a mi cabeza comenzaba imaginarme cómo se iba a ver en las redes sociales. Comencé a pensar si las personas lo iban a leer, si las personas iban a conectar, o si era un tema que estaba “trending”. Esto es solo mi ejemplo, pero hay tantas otras cosas… No es que siempre estemos pensando en las redes, es que se han incrustado en nuestro subconsciente y sin darnos cuenta se han convertido en parte nuestra forma de mirar la vida, y en las redes solo se pone lo que se quiere mostrar.

Existen estadísticas acerca de lo que a la gente le gusta leer y todo ese tipo de detalles, pero resulta que en ese deseo de darle a la gente lo que está buscando o de tener un producto que venda, todo el mundo termina haciendo la misma cosa. Con la esperanza de hacerse relevante en las redes sociales, las personas pierden su propia relevancia y su esencia para complacer a la masa. Se crea una persona en las redes sociales, que es todo lo que la gente quiere pero, cuando desvanecen los filtros y se apagan las luces, ¿Qué tienes para ofrecer? 

Te tienes a ti. Me di cuenta de que mis palabras tiene un propósito y destino, y por favor cambia “mis palabras” por lo que sea que es que haces. Cuando le das a las personas sólo lo que están buscando, les niegas el acceso a quien eres y resulta que quién eres tiene propósito y destino.

Atrévete a ser quien eres sin filtros ni ediciones, crudo y libre de temor, imperfecto pero en constante crecimiento, atrevido y seguro de ti mismo porque nunca se trata de los likes y los seguidores, siempre se trata del impacto que tienes en los demás.

Es mi deseo que mis palabras encuentren a esa persona para quien están destinadas, quizás es sólo una persona, quizás sean 1 millón pero mi parte es escribirlas, y ellas encontrarán aquellos que requieren leerlas.

Tu parte es ser tú. Te invito a que hagas esto tuyo… ¡Ve y vive! La vida no está hecha para ser completamente “instagrameable”, y si no te das cuenta de eso, pasarás más tiempo frustrado que disfrutando la vida. 

Hoy Instagram está de moda, mañana otra cosa saldrá con su propio criterio de perfección y belleza, pero tú no puedes ajustar quién eres a las modas. 

Sé tu propia moda, y que no te incomode ser el único porque aquellos que implantan modas son personas que no tuvieron miedo de hablar y no tuvieron miedo de construir algo diferente.

Hagamos eso de ser diferentes algo “instagrameable”.  Recuerda que pierdes el brillo de tu autenticidad cuando apagas tu luz para intentar brillar como otro. 

Nos vemos en las letras,

Con cariño,

Bianca Paola

2 thoughts on “

  1. Totalmemte imperdible este articulo…debemos ser lo que realmente somos, mostrar nuestra esencia, no lo que la gente quiere que seamos o lo que este de moda. Love u

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s