¿Qué pasa cuando todo pasa a la vez? ¿Alguna vez te has parado, has mirado a tu alrededor y te preguntas si puede pasar algo más? No te estoy hablando de cosas ni buenas, ni malas, te estoy hablando de esas temporadas de la vida en las que TODO está en movimiento, y si te detienes en un área, las detienes TODAS, entonces es completamente imperativo que no te detengas. ¿Qué pasa cuándo no sabes cómo continuar? Ayer hablaba con mi amigo, mentor, y hermano mayor… Me decía, (quizás no en estás palabras exactamente, pero esta era la idea), “es como sin un atleta se lastima un pie en medio de la carrera… Tiene que seguir, va a estar incómodo, pero no puede detenerse porque lo perdería todo.”

Entonces, ¿qué pasa cuando todo pasa a la vez y no sabes como hacerlo? ¡Lo haces de todas formas! Lo haces desafiando tus límites, tu entendimiento, tu capacidad y tu comodidad…Lo haces de todas formas… Simplemente lo haces porque si Dios te lo puso en las manos, tienes la capacidad de administrarlo correctamente. De niños cuando algo nos dolía, o nos incomodaba parábamos todo lo que estábamos haciendo para atender esa incomodidad y en ocasiones hasta nos tomábamos largas horas, hasta que por fin nos daban ganas de hacer algo nuevamente, pero nos tocó crecer.

Y crecer es darse cuenta de que la vida continúa, no importa lo que podamos sentir, o dejar de sentir.

¿Cómo que dejar de sentir? Pues que en ocasiones suceden cosas que nos adormecen el sentir, y aunque es un detalle que hay que tratar con mucho cuidado, en ocasiones el no sentir es exactamente lo que nos ayuda a continuar, y ahí no nos movemos por lo que sentimos sino por lo que sabemos. Se trata de vivir por convicciones y no por emociones.

No quiero sonar filosófica, ni llevarlos por un laberinto de palabras, simplemente hoy quise sentarme a recordarles que cuando todo está en avance, detenerse no es una opción, no importa cuan incómodos podamos sentirnos. Un momento de desenfoque puede llevarnos a perder lo que con tanto esfuerzo hemos logrado, y eso es hacer el negocio del bobo… No permitas que nada sea TAN incómodo como para auto-sabotearte. La verdad del asunto es que en la vida todo siempre pasa a la vez… En mi caso, soy empresaria, empleada, esposa, madre, ministro de Dios… Y todas esas funciones tienen situaciones por independiente, y cuando se unen y todas van corriendo juntas hay días en que pareciera que no voy a poder, pero así de linda es la vida, que siempre nos recuerda que por nuestras propias fuerzas NADA es posible, que somos completamente dependientes de aquél que nos envió a vivirla.

Sí hay demasiadas cosas pasando, respira, busca el balance y continúa…

Nos vemos en las letras…

Con cariño,

Bianca Paola

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s